Diputados argentinos solicitan al Papa Francisco interceda por la liberación de los presos políticos

Buenos Aires,  4 de junio 2015

Sua Santità Francesco

Nos dirigimos a Su Santidad con grave preocupación y aflicción para solicitarle, dado que Ud. recibirá en la Santa Sede al Presidente Nicolás Maduro, su urgente intervención intercediendo ante el Gobierno de la República Bolivariana de Venezuela, por la liberación de los presos políticos debido al rápido deterioro de la salud de los mismos como consecuencia de hallarse en huelga de hambre desde el 22 de mayo, como así también y particularmente por la crítica situación del Alcalde de San Cristóbal, Daniel Ceballos, quien tras haber perdido más de 10 kilogramos de peso, estaría sufriendo graves malestares en su hígado, riñón y páncreas, presentando síntomas clínicos muy preocupantes que nos hacen temer por su vida, situación agravada por no haberse permitido la visita de la Cruz Roja ni de un médico de su elección.

Hasta el momento, junto a Daniel Ceballos y Leopoldo López, se hallan también en huelga de hambre 17 presos políticos protestando por su arbitraria, irregular e injusta detención; situación refrendada por el Alto Comisionado para los Derechos Humanos y el Grupo de Trabajo sobre Detenciones Arbitrarias de la Organización de Naciones Unidas, así como otros Organismos y ONG ́s internacionales. Los mencionados presos políticos exigen también el cese de la represión y censura, así como la fijación de una fecha para las elecciones parlamentarias de 2015 y la observación internacional de las mismas por parte de la Organización de Estados Americanos, la Unión Europea y la Unión de Naciones Suramericanas.

Nos despedimos de Su Santidad, confiando en que su inmensurable autoridad moral y espiritual será trascendente en pos del pleno respeto de los Derechos Humanos del pueblo venezolano.

Diputados Nacionales: Patricia Bullrich, Cornelia Schmidt Liermann, Roberto Pradines, Christian Gribaudo, Laura Alonso, Sergio Bergman, Carlos Brown y Guillermo Durand Cornejo.

Written by 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *