FIRMA LA PETICION AQUI

En Venezuela hay profesores universitarios que son presos políticos y le están violando sus derechos humanos, porque el intercambio de ideas, libertad de pensamiento, producción de conocimientos e investigación, no son bien vistos en regímenes dictatoriales y autoritarios como el de Nicolás Maduro.

Según el último reporte de la ONG Foro Penal, en Venezuela hay 566 presos políticos. No es necesario ser político para ser un preso político en Venezuela, muestra de ello son estudiantes, activistas de DDHH, abogados, ingenieros, taxistas, carpinteros, odontólogos, policías, amas de casa, periodistas, profesores universitarios, docentes, militares que son presos políticos, así como dirigentes políticos, alcaldes, diputados y concejales, entre ellos varias docenas de mujeres, quienes se encuentran detenidos arbitrariamente violando sus derechos humanos.

En la actualidad son siete (07) los profesores universitarios que se encuentran tras las rejas de la dictadura venezolana: Santiago Guevara, Yoel Bellorín, Jorge Machado, Carlos Requena, Julio García, Rosmary Di Pietro y Rolman Rojas. A estos profesores le están violando el derecho a la libertad personal, libertad de expresión y pensamiento, el derecho a ser juzgado por sus jueces naturales porque hay varios que están siendo juzgados por la jurisdicción militar siendo civiles y también se les está violando el derecho a la salud, entre otros derechos humanos.

Asimismo, hay cinco (05) profesores universitarios que están en libertad con medidas cautelares: Carlos Morales, Angel Zerpa, Rafael Cuevas, Edilson Bohórquez y Sergio Contreras. Estos profesores tienen prohibición de salir del país, deben presentarse en el tribunal periódicamente o NO pueden declarar en medios de comunicación o usar redes sociales.

Hay que resaltar que los profesores universitarios y todos los presos políticos en Venezuela son INOCENTES de los delitos por los cuales están siendo acusados. Por eso pedimos que los liberen inmediata e incondicionalmente y que se haga justicia en cada uno de sus casos.

FIRMA LA PETICION AQUI

 


Juntos por la libertad