Informe de la ONU alertó sobre el uso de tácticas de torturas nazis por parte de la DGCIM en Venezuela

La Misión de Determinación de Hechos de Naciones Unidas reveló que funcionarios de la Dirección de Contrainteligencia Militar (DGCIM) al servicio del régimen de Nicolás Maduro aplicaron tácticas de torturas nazis contra sus reclusos.

El documento que recoge el rol del sistema judicial en el cometimiento de violaciones graves contra los derechos humanos en Venezuela, los expertos de la ONU indicaron que los efectivos de la DGCIM torturaron con mecanismos nazis a uno de los acusados en el caso Gedeón.

Dice el informe que el 7 de agosto de 2020, uno de los acusados declaró ante un tribunal que después de ser aprehendido pero antes de ser presentado al juez, casi 20 días después, agentes de la DGCIM lo interrogaron bajo tortura, incluso asfixiándolo con una bolsa, resultando necesario su traslado a un hospital militar para ser reanimado. También manifestó que los agentes le dijeron que aplicarían el “Sippenhaft” (…) y posteriormente fueron a su casa para detener a sus dos hermanas y a su cuñado, quienes fueron retenidos por 32 días en los calabozos.

La Misión de la ONU denunció que “en el acta de la audiencia de presentación no se indica que el Tribunal de Control haya tomado ninguna medida tras recibir esta información”.

Sippenhaft fue un concepto jurídico establecido en la Alemania Nazi según el cual la responsabilidad de un acusado por crímenes contra el Estado se extendía automáticamente hacia sus familiares, quienes también eran arrestados y condenados.

Al momento de presentar el informe, Martha Valiñas, presidenta de la Misión Internacional Independiente de determinación de los hechos sobre Venezuela, dijo que en lugar de dar protección a las víctimas, “el sistema de justicia ha sido usado para amedrentarlos”.

Además señalan que en 113 de los 183 casos de detención analizados por la Misión, los detenidos o sus representantes han presentado denuncias de tortura, violencia sexual u otros tratos crueles, inhumanos o degradantes.

 

Fuente: https://www.larazon.es/internacional/20210916/vfn62i7p65aojo33rdurgzmwou.html

Written by