Venezuela es el país de las Américas donde actualmente hay la mayor cantidad de presos políticos y detenciones arbitrarias. Según el Foro Penal, hasta el 14 de noviembre de 2017, fecha de actualización del presente informe, hay 342 presos políticos, de los cuales, aproximadamente hay 21 mujeres detenidas arbitrariamente. Las presas políticas de Venezuela son inocentes de los delitos por los cuales están siendo acusadas, porque no los cometieron y porque no hay pruebas que las incriminen. Estas mujeres están detenidas arbitrariamente porque como ciudadanas venezolanas ejercieron sus derechos y de alguna forma y en diferentes espacios, expresaron que disienten del régimen.

Desde sus precarios sitios de reclusión, estas mujeres han sido torturadas, le han negado el acceso a la justicia, el derecho a la salud, el derecho a un juicio justo, entre otros derechos humanos y están bajo constante amenaza de ser víctimas de delitos contra las mujeres. Con estas actuaciones, el Estado está violando los derechos de las mujeres reconocidos en las leyes y tratados internacionales en la materia y es por ello, que las historias de estas mujeres, debe difundirse. Es necesario sumar voces que contribuyan a su liberación inmediata y para que estos hechos atroces no se vuelvan a repetir en Venezuela.


Juntos por la libertad