Jesús Imbroda: «Nicolás Maduro es el principal responsable de crímenes de lesa humanidad»

El doctor en Derecho Jesús Imbroda ha jugado un papel fundamental para que la Fiscalía del Tribunal Penal Internacional (TPI) haya iniciado de forma oficial la investigación contra el chavismo por crímenes de lesa humanidad. «Horrorizado» todavía por las pruebas y documentos que ha manejado, quien fuera el presidente del Colegio de Abogados Penal Internacional repasa para EL MUNDO las principales claves de un acontecimiento histórico: la primera vez que en América Latina se consigue semejante hito.

Desde la oposición democrática se ha aplaudido su labor. También lo han hecho sus más cercanos. Es hermano de Juan José, ex presidente de Melilla, y del entrenador de baloncesto Javier, consejero andaluz de Deportes.

Pregunta. ¿Qué sucedió realmente en Caracas durante el acto gubernamental para reseñar el acuerdo con el fiscal británico Karim Khan? Maduro incluso llegó a decir que se trataba de un acuerdo histórico a su favor…

Creo que Maduro simuló «un papel» intentando restar importancia a algo que tiene mucha trascendencia, la decisión de la Fiscalía del TPI de pasar el caso de la «fase del Examen Preliminar» a la siguiente fase que se denomina «Fase de Investigación» ante la Sala de Cuestiones Preliminares. Esto significa que el procedimiento continúa y lo hace precisamente en la fase que conducirá a la determinación de los responsables de los crímenes de lesa humanidad cometidos en Venezuela y a su enjuiciamiento. En esta fase ya el TPI puede dictar órdenes de detención internacional contra los responsables de estos crímenes. El principal es Nicolás Maduro.

P. ¿Cuál ha sido su papel protagonista durante estos años, cuando parecía que nunca iba a llegar la decisión?

R. En noviembre de 2017 junto a la fiscal general de Venezuela en el exilio, Luisa Ortega (pendiente hoy de una petición de asilo en España), presenté una denuncia en la TPI en la que se aportaban numerosas pruebas de estos crímenes de lesa humanidad y de los responsables. Ello propició que en febrero de 2018 se abriera por la fiscalía el Examen Preliminar. Durante estos años he seguido trabajando y facilitando pruebas e informes a la Corte. He estado también en contacto con la Oficina de Víctimas del TPI, que desarrolla un excelente trabajo.

P. ¿Qué es lo que más le ha horrorizado de los documentos y pruebas a los que ha accedido?

R. Imagínese que estamos hablando de crímenes de lesa humanidad, uno de los más execrables que se pueden cometer. Se ha perseguido sistemáticamente a la población civil, se ha asesinado, se ha detenido arbitrariamente, la tortura es sistémica en el régimen… Un sinfín de barbaries que ha ocasionado y sigue ocasionando un terrible sufrimiento a la población de Venezuela. Me horroriza saber de tantas personas que han sufrido y sufren el azote de estos comportamientos tiránicos.

P. ¿Qué es lo que viene ahora? ¿Cuáles son los pasos a seguir?

R. Hay que seguir trabajando. Ahora en esta fase serán muchas las maniobras que haga el régimen de Venezuela a través de sus abogados para intentar evitar o frenar el enjuiciamiento de los responsables. (En las últimas horas Maduro ha declarado que es «víctima de una guerra jurídica imperial» y su fiscal ha declarado que Khan no ha cumplido los requisitos legales). Pero la Fiscalía tiene que ser muy firme y determinante, y hacer muy bien el trabajo para que la Sala, tras las numerosas pruebas de las que va a disponer, conduzca a los responsables al banquillo de los acusados. Y por supuesto seguir apoyando a las víctimas de tan graves crímenes.

P. ¿Verán los venezolanos a Maduro sentarse ante la Corte de La Haya como los serbios con Slovodan Milosevic?

R. Estoy convencido que intentará atribuir la responsabilidad a mandos inferiores, pero la verdad es que el principal responsable es él. Por supuesto que debería sentarse en el banquillo de los acusados.

P. Desde Venezuela se miró con sospecha a la anterior fiscal ante la ralentización del proceso.

R. La anterior Fiscal Fatou Bensouda ya tenía decidido, antes de cesar en el cargo, continuar con el procedimiento y pasarlo a la siguiente fase. Unas maniobras que efectuó el Gobierno de Venezuela a través de sus abogados retrasó la decisión. Aunque también es cierto que la anterior fiscal debía haber acabado mucho antes esta fase y que el procedimiento estuviera mucho más avanzado. (El chavismo mantiene una oficina en La Haya que ejerce una poderosa tarea de lobby a favor del régimen bolivariano).

P. Maduro se enfrenta a un dilema si pretende salvarse: ¿entregará a los militares al mando de los órganos represivos?

R. Como le dije, estoy convencido que intentará descargar las responsabilidades de los crímenes. Pero es el autor mediato y en muchos casos directos, como ocurrió con la matanza del inspector Óscar Pérez y siete personas más en la Masacre de El Junquito, por poner un ejemplo, es Maduro. (Pérez y su grupo fueron bombardeados y tiroteados cuando ya se habían rendido. Posteriormente les ejecutaron con tiros de gracia).

P. Según la Misión de Hechos de la ONU, la revolución ha conculcado los derechos humanos de forma sistemática. ¿Hasta dónde llega la responsabilidad?

R. No solo lo ha dicho la misión de la ONU en un importante informe que recoge numerosos testimonios de víctimas y numerosas pruebas, antes la Oficina del Alto Comisionado de Derechos Humanos en distintos informes también acreditó la comisión de crímenes de lesa humanidad. También lo hizo la OEA en otro informe. Han sido muchos los organismos internacionales que han constatado las graves violaciones de los derechos humanos en Venezuela. Estamos ante una dictadura que se aferra al poder llevando a efecto una brutal represión como ocurrió con los asesinatos a los manifestantes en la primavera de 2017, o con las ejecuciones extrajudiciales que se han producido, y para todo ello valiéndose de sus propios agentes del estado y también de fuerzas paramilitares.

P. Parecía que nunca llegaría la primera investigación en América Latina tras las africanas y europeas. ¿Quién podría ser el segundo??

R. Desgraciadamente en muchos lugares del mundo se cometen estos gravísimos crímenes. Personas y grupos que se aferran al poder y para ello reprimen sin escrúpulos y anulan las libertades de los ciudadanos. En Nicaragua está ocurriendo lo mismo. Solo que en principio Nicaragua se escapa de la jurisdicción del TPI porque no firmó el Estatuto de Roma que creó el tribunal, aunque estamos trabajando para buscar vías que conduzca a los responsables ante el TPI.

Fuente:
https://www.elmundo.es/internacional/2021/11/07/618584f9fdddff24638b45ca.html

Written by