Presos políticos de El Helicoide exigen liberación de compañeros en huelga de hambre

EL NACIONAL I 07 DE DICIEMBRE DE 2016

Los presos políticos que se encuentran en la sede del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin) en Caracas pidieron este miércoles la liberación de sus compañeros en huelga de hambre.

«Esos casos de rehenes políticos, muestran una justicia comprometida. Todas esas causas en ninguna parte se judicializarían. El denominador común es el testimonio de un patriota cooperante. Una figura vil e impresentable», reza un fragmento del comunicado.

A continuación el texto íntegro:

Nosotros, presos políticos, recluidos en el Sebin, demandamos al gobierno nacional la inmediata liberación de nuestros compañeros en huelga de hambre.

Esos casos de rehenes políticos, muestran una justicia comprometida. Todas esas causas en ninguna parte se judicializarían. El denominador común es el testimonio de un patriota cooperante. Una figura vil e impresentable.

El clima de crispación, la ausencia de compromisos con los acuerdos en la búsqueda de justicia y reconciliación, en la mesa de diálogo, han dejado casi sin esperanza a los rehenes políticos.

Hay situaciones dolorosas, en la épica huelga de hambre de nuestros compañeros, como el de la profesora Betti Grossi, a quien acusan de financiar estudiantes. Betty, es una mujer profundamente humana, con graves problemas de salud. En el mismo caso está Andrea de Abreu, conjuntamente detenida con su esposo Danny Abreu, por supuestamente ser activistas políticos.

Otro ejemplo es el del compañero Vilca Fernández, estudiante. Esto sin entrar en detalles del aberrante caso del diputado Renzo Prieto, también detenido. O el de la funcionaria de Polichacao detenida con orden de excarcelación desde hace tres meses por un Tribunal de la República.

Finalmente, recordamos que, a la luz del tratado de Malta, la huelga de hambre, no puede ser violentada por la fuerza, y que el Estado debe escuchar las peticiones de quienes recurren a la propia vida, una vez que sienten, que quienes deben administrar la justicia, la violan.

Pedimos se cumpla la exigencia de la presencia en el Helicoide, de un representante del Vaticano y unos representantes del gobierno para exponer los casos.

Invocamos la protección de Nuestra Señora de Las Mercedes. Estamos vigilantes, asistiendo a nuestros hermanos y hermanas. No dejaremos morir a nuestros compañeros. Estamos con su lucha comprometida.

Sin otro particular nos despedimos confiados en que privará la sindéresis en las autoridades. Dios nos dé la victoria.

Written by 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *