Tania Bruguera reveló que participó en la excarcelación de Hamlet Lavastida y otros 25 cubanos

La artista cubana, Tania Bruguera informó que participó en la liberación  del también artista Hamlet Lavastida, quien fue desterrado a Polonia junto a su novia Katherine Bisquet, y de otros presos cubanos, reseñó Radio Martí.

Bruguera, quien fue una de las oradoras centrales de la segunda y última jornada del Oslo Freedom Forum, que por primera vez se celebró en Miami (EE.UU) bajo el lema «La verdad activada», manifestó en conversación con el medio norteamericano, que la Seguridad del Estado quería que saliera de Cuba a toda costa y hasta le propuso conseguirle un boleto aéreo. 

Luego de aceptar el cargo de profesora titular en la Universidad de Harvard, Bruguera aprovechó el interés del régimen en su salida para exigir la liberación de un grupo de  personas y Lavastidas fue una de ellas.

«‘Yo me voy siempre y cuando tú saques esto’, y di una lista de varias personas, estaba Luis Manuel (Otero Alcántara)Maykel OsorboLuis Robles, los de la calle Obispo», contó a Radio Martí que planteó.

Según relató a EFEla Seguridad del Estado no aceptó liberar a Otero Alcántara y Maykel Osorbo. La activista contó a la agencia que también exigió la excarcelación de todos los menores detenidos durante las protestas del 11 de julio.

Hasta el momento, 25 cubanos han sido excarcelados, de acuerdo a Bruguera, que no quiso revelar el total de personas cuya liberación exigió.

Para la artista, lo más importante es que es la primera vez que un activista «lleva las negociaciones de la liberación de otro activista, porque generalmente eso se hace de gobierno a gobierno, y en este caso nosotros fuimos los intermediarios», declaró a Radio Martí.

Esto demuestra que, como dijo al medio, la sociedad civil cubana tiene poder y puede hacer exigencias al régimen cubano.

Bruguera salió de Cuba el 17 de agosto y pasó por Alemania antes de llegar a Miami, donde está «hablando con muchas personas», dijo a EFE.

«Sé que es difícil lo que voy a decir, y no es popular, ha llegado el momento de que se unan», afirmó la artista, que también subrayó que al igual que han hecho los grupos opositores, desde los radicales a los más «tibios», dentro de Cuba, hay que llegar a «dos o tres puntos de coincidencia» con los cubanos de afuera, no solo de Miami.

Recalcó además que le gustaría que muchos cubanos de Miami pudieran participar en las protestas anunciadas en Cuba para el 20 de noviembre, aunque reconoce que «es difícil».

A petición del Oslo Freedom Forum, la artista habló de su historia personal. Su padre fue fundador de la Seguridad del Estado y viceministro. En 1994, la sometió a un interrogatorio porque estaba haciendo unos periódicos artísticos que no estaban acorde con la Revolución.

«Yo aprendí lo que era sentirse desprotegida, que en una persona mandara más la ideología y su posición política que su propia familia», contó.

De niña, Bruguera vivió en el extranjero con su familia y asegura que entonces creía que «Cuba era lo más maravilloso del mundo».

Cuando se instalaron en Cuba se dio cuenta de «todas las mentiras» y empezó a cuestionar a su padre.
Hoy considera que la Revolución solo duró hasta cinco o seis años después de 1959 y luego se convirtió en «una dictadura», es un «bluff», un engaño, porque «se la pasan pretendiendo que hacen lo que no pueden hacer».

Fuente:

https://diariodecuba.com/derechos-humanos/1633530267_34598.html

 

Written by