“Tengo sentimientos encontrados”, dice la madre de Geraldine Moreno

TIBISAY ROMERO, EL ESTIMULO – 15 DE DICIEMBRE DE 2016

«Tengo sentimientos encontrados, no es que diga que hay una felicidad para celebrar porque aquí no hay que celebrar absolutamente nada. Le dieron 30 años de prisión a Albin Bonilla que fue el que disparó  en el rostro a Geraldine y a Francisco Caridad Barroso que le disparó en el cuerpo le dieron 16 años y 6 meses por todo lo que hizo. Sentí mucho dolor porque a mi Geraldine no me la devuelve nadie”, expresó Rosa Orozco, madre de la joven asesinada, desde su residencia en Tazajal, municipio Naguanagua, Carabobo.

“Aquí lo que hay es que dejar un precedente de todo lo que está pasando, de lo que se hizo y del trabajo que realizaron los abogados querellantes Luis Armando Betancourt y Waldo Rodríguez, este último defendía a Saúl Moreno, padre de Geraldine”, agregó.

Después de 33 meses de juicio y 55 audiencias, Orozco mantiene el temple y vigor que le ha colocado a esta causa en búsqueda de la justicia por la muerte de su hija Geraldine Moreno, estudiante de quinto semestre de Citotecnología en la Universidad Arturo Michelena en San Diego.

Orozco toma café, fuma un cigarrillo, recibe llamadas y se prepara para recibir a los periodistas que la buscan para reseñar sus impresiones. Está convencida que su lucha no ha sido en vano, aspira que la sentencia de la noche del miércoles 14 de diciembre sirva de ejemplo para que muchos familiares de las víctimas de las protestas de 2014 no decaigan y sigan insistiendo.

Su extenso periplo la ha llevado varias veces a la Corte de la Haya, al Parlamento Europeo, al Parlamento Vasco. “Hablamos con el vicepresidente Joe Biden en Estados Unidos, estuvimos en la OEA, en el Parlamento de Brasil”. En todos esos escenarios expuso sobre el caso de su hija y de lo que continúa sucediendo en Venezuela.

Tratos crueles y jurisprudencia

La madre de Moreno explicó que un precedente importante es que la sentencia de ambos guardias nacionales se basó en el trato cruel que hubo hacia su hija. “Para nosotros de aquí en adelante todo tiene que seguir por esa vía, aquí no pueden suceder más tratos crueles ni humillaciones, más vejaciones a la juventud venezolana porque vaya a protestar y mucho menos de una niña, como en este caso, que estaba aquí parada con un pito y una bandera”.

Por su parte, Luis Armando Betancourt, abogado defensor de Orozco en el juicio y miembro del Foro Penal en Carabobo, reiteró que la sentencia del miércoles 14 de diciembre debe ser un espejo para los funcionarios que han violado los derechos humanos en Venezuela.

“En ese espejo deben verse los que están solicitados por la justicia y los que hoy están procesados en los tribunales. Ayer (miércoles) nosotros quedamos conformes con la decisión del Tribunal en Funciones de Juicio del estado Carabobo, pero esto no termina allí. Vamos a continuar en las instancias nacionales como las internacionales para que se condene hasta el último funcionario que haya violado los derechos humanos”, explicó Betancourt.

Refirió que lograron probar en el juicio que hubo una violación a una disposición de carácter especial que es la norma para prevenir la tortura, tratos crueles y demás tratos degradantes.

“Vimos cómo Albin Bonilla y Francisco Caridad Barroso lo hicieron para quebrar la fuerza física de Geraldine y en este caso violaron los derechos humanos que ella tenía”.

De igual manera señaló que estarán atentos por si la defensa pública quiere realizar alguna apelación. “Vamos a estar allí para contestar”.

El abogado dijo que se mantienen a la espera de que el tribunal convoque a la audiencia preliminar de los dos otros funcionarios de la Guardia Nacional por este mismo caso, Franklin García y Paola Barroso.

“La investigación continúa y nosotros vamos a estar allí para apoyar al Ministerio Público, para solicitarle las diligencias pertinentes y que sea condenado quien tenga que ser condenado. Esto no es que todos tienen que ser condenados, quien tenga responsabilidad en el caso de Geraldine Moreno, debe ser sancionado, no por capricho, sino porque así lo dispone la Constitución y las normas penales vigentes en Venezuela”, argumentó Betancourt.

En Ramo Verde

Por el caso de Moreno, los fiscales 39° y 44° nacionales, así como el 28° de Carabobo, Adriana Valdez, Rubén Pérez y José Antonio López, respectivamente, ratificaron los órganos de prueba contra el sargento segundo Albin Bonilla Rojas, como autor en delito de homicidio calificado con alevosía y motivos fútiles, quebrantamientos de pactos y convenios internacionales, uso indebido de arma orgánica y trato cruel en grado de complicidad correspectiva en perjuicio de un hombre que fue herido por perdigones.

Asimismo, el sargento Caridad Barroso fue condenado por cómplice no necesario en el delito de homicidio calificado, con alevosía y por motivos fútiles, uso indebido de arma orgánica, quebrantamiento de pactos y convenios internacionales y trato cruel respecto a la víctima que quedó con vida.

El Tribunal Primero de Juicio del estado Carabobo condenó a ambos militares que están recluidos en el Centro de Procesados Militares de Ramo Verde, en el estado Miranda.

Piden investigar a otros funcionarios

Por este caso, Orozco espera que sean investigados 19 funcionarios de la Guardia Nacional que habrían mentido en las audiencias cuando fueron llamados a declarar, pero además tiene la aspiración –y lo dice con suficiente énfasis- que también sean llamados ante el tribunal que lleva la causa a los que dieron las órdenes de arremeter contra los ciudadanos en esos días de manifestaciones antigubernamentales.

En la lista que menciona Rosa Orozco se encuentran: el entonces ministro de Interior y Justicia, Miguel Rodríguez Torres; la ministra de Defensa, Carmen Meléndez; el jefe del Destacamento 24 de la GN en Carabobo, Frank Osuna, entre otros.

“El oficial Frank Osuna tiene que venir a declarar porque él es quien venía comandando la comisión que actuó en Tazajal. Tiene que decir por qué sucedieron estos hechos”.

Además indicó que no se explica cómo ascendieron  a Frank Osuna, al grado de Coronel, que debería estar investigado por el crimen contra Moreno y ahora ejerce un cargo en el estado Guárico.

Foro Penal

Marisol Hidalgo, coordinadora del Foro Penal en Carabobo, detalló que el juicio de Geraldine Moreno se convirtió en emblemático, además del caso de la muerte de la también estudiante Génesis Carmona,  asesinada por tiros en la cabeza en febrero de 2014, cuando se retiraba de una marcha opositora en la avenida Cedeño.

“Para el Foro Penal, por llevar este caso de Geraldine, es un triunfo. Cito las palabras de Rosa Orozco que aseveró que no hay nada que celebrar, simplemente se hizo justicia. Es un logro para el Foro Penal”, dijo Hidalgo.

En tanto que Betancourt señaló que para enero continuarán con los casos como el de Marvinia Jiménez, golpeada por funcionarias de la GN durante las protestas en La Isabelica en febrero de 2014.

“También tenemos el caso de Juan Manuel Carrasco que aún estamos esperando que se inicie el juicio. Allí estaremos. Todos los casos donde las personas hayan denunciado que se les violaron derechos fundamentales, vamos a estar ahí”, aseguró Betancourt.

Para leer la nota original: http://elestimulo.com/blog/tengo-sentimientos-encontrados-dice-la-madre-de-geraldine-moreno/

 

Written by 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *